Uncategorized

Los males atrasados

Luego de seis meses, la pandemia de covid-19 parece dar una tregua, al menos al revisar indicadores objetivos como el número de muertes reportadas y las personas hospitalizadas. Es una noticia que, sin cantar victoria, exige que las estrategias para aplazar las segundas olas y los rebrotes se apliquen como se planearon y cierren las grietas que empiezan a aparecer, como el bajo número de pruebas y el rastreo

Luego de seis meses, la pandemia de covid-19 parece dar una tregua, al menos al revisar indicadores objetivos como el número de muertes reportadas y las personas hospitalizadas. Es una noticia que, sin cantar victoria, exige que las estrategias para aplazar las segundas olas y los rebrotes se apliquen como se planearon y cierren las grietas que empiezan a aparecer, como el bajo número de pruebas y el rastreo.

Y en ese contexto, es hora también de compensar todos los seguimientos atrasados y los que por causa de esta coyuntura hicieron su aparición y terminan afectando el bienestar individual y colectivo. Por ejemplo, los bancos de sangre, que mantienen sus vitales provisiones a partir de donaciones, hoy muestran un saldo en rojo, a tal punto que en el último informe que el Instituto Nacional de Salud publicó sobre captación de este tejido se evidencia una reducción de un 40 por ciento, sin contar que desde el momento en que se inició oficialmente la reactivación del país se han duplicado las demandas de sangre y de todos sus componentes. Una mala noticia, sin duda.

Por la misma vía se deslizan, lamentablemente, la donación de órganos y, consecuentemente, la cifra de trasplantados, que muestran una caída significativa y que difícilmente se compensará este año, a no ser que se tomen medidas extraordinarias que cambien esta tendencia.

Si la pandemia está pasando una factura general, se espera que

todos estos componentes

no empeoren la situación.

FACEBOOK TWITTER En igual sentido, hace unos días algunas estadísticas reportaban la preocupante disminución de los porcentajes de vacunación, al punto de que en algunas regiones se hablaba de que los esquemas completos, específicamente en menores, apenas si alcanzaban 55 por ciento, cuando los promedios útiles tienen que estar por encima de este indicador para que se obtengan los resultados esperados.

Por otra parte, con excepción de las enfermedades respiratorias, que pudieron atenuar su pico habitual debido al confinamiento, otros males no desaparecieron y, por el contrario, algunos se manifestaron en sus formas más graves por el temor y la mala información que muchas personas tenían sobre el riesgo de contagiarse en la consulta.

Sin dejar de lado que muchos controles, procedimientos y cirugías tuvieron que reprogramarse. Hoy se sabe, por ejemplo, que las aseguradoras afiliadas al gremio de Acemi tienen pendientes realizar, en lo que resta del año, 8 millones de atenciones en cerca de 5 millones de afiliados en áreas que van desde la salud oral hasta la detección de diferentes cánceres.

Y, no obstante este interés, llama la atención lo lento que ha sido este proceso, en especial en el componente ambulatorio, en el que a pesar de las severidades incrementadas, las agendas y las programaciones se mantienen muy distantes. Tal es el caso de algunos procedimientos y ayudas diagnósticas que debieron retardarse en armonía con las autorizaciones emitidas por las autoridades de salud. Y ni qué decir de otras condiciones exacerbadas por la cuarentena, como la obesidad, el aumento de riesgos cardiovasculares, el estrés y otros factores de riesgo mentales.

Si la pandemia está pasando una factura general, lo único que se espera es que todos estos componentes no empeoren la situación. El sistema de salud tiene la palabra.

EDITORIAL

[email protected]

Otros opinan ¡Y qué…! Los altos mandos se lavan las manos y el Presidente les alcanza la toalla para que se las sequen.

Vladdo

La Policía y la protesta social Ante la tragedia no pueden repetirse las mismas fórmulas mil veces ensayadas y mil fracasadas.

Alfonso Gómez Méndez

¿Recordaremos las muertes del covid? Me pregunto esto y no puedo dejar de mirar el espejo retrovisor de otro virus: el sida.

Florence Thomas

Individuos no, instituciones La actitud de no reformar, no cambiar, responde a la obstinación de mantener el goce de privilegios.

Carlos Castillo Cardona

La peluquería y una silla vacía No lo duden, ser Presidente es un puesto amargo; le llueven injustos vainazos; es duro e ingrato.

Poncho Rentería

Más perdidos que embolatados Gremios, trabajadores y congresistas coinciden en un gran acuerdo nacional por la recuperación.

J J Ocampo

Nuestro Mundo Colombia Internacional Bogotá Medellín Cali Barranquilla Más Ciudades Latinoamérica Venezuela EEUU y Canadá Europa África Medio Oriente Asia Más Regiones San Andrés 10:43 p. m. En única funeraria de San Andrés les dio covid y muertos se acumularon Dueña del servicio funerario se contagió y está en delicado estado. Hu …

Policías 10:13 p. m. Policías agredieron con patadas en la cara a un conductor en Atlántico El brutal procedimiento fue grabado por uno de los acompañantes del tr …

Ibagué 10:10 p. m. Ladrón que robó Iphone y dinero resultó ser Policía activo de Ibagué Secuestro 10:08 p. m. Joven se habría autosecuestrado para robar y extorsionar a su papá Uribe 10:02 p. m. Tribunal ordena al presidente Duque ser imparcial en caso Uribe Horóscopo Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO