Negocios

Sospechoso en caso de violación de 1997 se suicidó con una pistola de clavos en EEUU

VIRAL: Un loro se confiesa… dice que "es un espía" y las redes explotan del miedo (VIDEO)

“Las sobrevivientes de estas agresiones sexuales demostraron un gran coraje al acudir a la corte para enfrentar al hombre que las atacó y aterrorizó hace 23 años”, dijo la fiscal de distrito Nancy E. O’Malley en un comunicado. “Ambas mujeres vivieron todos estos años sin saber quién la agredió o verlo llevado ante la justicia”

Vien fue acusado de atacar a una mujer en Union City en mayo de 1997 cuando caminaba hacia el tren Bay Area Rapid Transit después del trabajo/ Foto: Telemundo 52  

Un hombre acusado de violar a dos mujeres en el Área de la Bahía de San Francisco en 1997 murió luego de dispararse con una pistola de clavos, y el caso será desestimado, anunciaron los fiscales el viernes.

Por Telemundo 52

Gregory Paul Vien de Livermore había sido arrestado hace un año después de que pruebas de ADN lo vincularan con los ataques del condado de Alameda. Pero un tribunal ordenó su liberación de la cárcel en abril debido a preocupaciones de COVID-19, dijo la oficina del fiscal de distrito del condado.

Después de que ambas presuntas víctimas testificaran en la audiencia preliminar de Vien el 12 de noviembre, Vien se disparó varias veces con una pistola de clavos y murió a causa de sus heridas el jueves, dijo la oficina del fiscal en un comunicado.

Con el acusado muerto, los fiscales dijeron que el caso debe ser desestimado.

Vien fue acusado de atacar a una mujer en Union City en mayo de 1997 cuando caminaba hacia el tren Bay Area Rapid Transit después del trabajo. La mujer fue arrastrada a un área aislada y agredida sexualmente, dijeron los fiscales.

En septiembre, otra mujer fue atacada mientras caminaba cerca de la escuela secundaria Livermore, dijeron las autoridades.

Se tomaron muestras de ADN, pero los casos se enfriaron hasta que los investigadores que utilizaron una búsqueda genealógica de ADN identificaron a Vien como el sospechoso. Luego, los investigadores lograron recolectar su ADN de una cuchara de plástico desechada y lo vincularon a las muestras del crimen, dijeron las autoridades.

“Las sobrevivientes de estas agresiones sexuales demostraron un gran coraje al acudir a la corte para enfrentar al hombre que las atacó y aterrorizó hace 23 años”, dijo la fiscal de distrito Nancy E. O’Malley en un comunicado. “Ambas mujeres vivieron todos estos años sin saber quién la agredió o verlo llevado ante la justicia”.

Sin embargo, “las agencias policiales nunca dejaron de investigar estos crímenes atroces”, dijo O’Malley.