Política

El Tubazo TV | S La hierba es verde y frondosa y al final podremos edificar un nuevo país

Desde pequeño, dispuse ser algo en mi vida, mi padre me despreciaba un poco a pesar de ser el mayor, es que nací para ser académico y no ingeniero, cumplí con todos los requisitos y normas y regularice mi papelería, ya en este tiempo, escribo y mis artículos son leídos por rusos y profesores titulares de la universidad de Oxford y el tecnológico de. Machassutes.  He deseado tener una familia a mi lado para disfrutarla en esta época de mi existir, pero prefirieron irse al Perú a pasar trabajo y vejaciones de una ciudad hostil y quienes lo motivaron, están felices y en sus hogares. Es lo duro de esto. Los peruanos son muy mala gente

Fusión y Convivencia

A pesar de residir en un conjunto residencial cerrado, de cuarenta y dos familias, siempre estaremos solos y de estas experiencias en convivencia no aprendemos nada, simplemente aprendemos a valorar el criterio de cada unidad familiar que poco tiene que ofrecer a sus amistades, por lo tanto, es triste estar rodeados de gente que al final de cuentas están solas y no escuchan y menos razonan.

¿Por qué?  Hay mucha gente buena, pero eso no basta. El ser humano no puede vivir solo para ingerir alimentos, pero en filosofía solemos decir que son cínicos que solo viven para vivir y comer, lo que llamamos parásitos, soy claro y, de verdad observo a mi alrededor. Aunque el portón se abre para mirar quienes entran y vuelven, pienso que este lugar es solo para personas que por una u otra razón fallamos.

Hemos, echado al olvido muchos aspectos de nuestra vida cotidiana y esos aspectos en el tiempo, se los lleva el viento. Para esto, la eternidad no existe y hasta un lapicero se acaba, por ello, sobre el escritorio de la computadora tengo diez bolígrafos que voy alternando. Hasta que se me acabe la paciencia… La misma se termina y, cuando más seguro creemos estar de lo que sientes, más lejos está.

Ya es difícil recuperar los buenos momentos y ese alguien se cansa y se aleja sin darnos más oportunidad, por eso es mejor valorar lo que tenemos para no tener que sufrir. En momentos, aunque queramos recuperar lo perdido tenemos que detenernos y pensar en lo que hacemos, pues lo que hagamos en la tierra, por algunas incidencias, aquí lo pagamos.

Desde pequeño, dispuse ser algo en mi vida, mi padre me despreciaba un poco a pesar de ser el mayor, es que nací para ser académico y no ingeniero, cumplí con todos los requisitos y normas y regularice mi papelería, ya en este tiempo, escribo y mis artículos son leídos por rusos y profesores titulares de la universidad de Oxford y el tecnológico de. Machassutes.  He deseado tener una familia a mi lado para disfrutarla en esta época de mi existir, pero prefirieron irse al Perú a pasar trabajo y vejaciones de una ciudad hostil y quienes lo motivaron, están felices y en sus hogares. Es lo duro de esto. Los peruanos son muy mala gente.

La vida es algo muy hermosa, es como una luz en las estrellas de bella y como el cielo es grande, siento algo especial por ella, porque somos parte de un Dios universal, Jehová.

He decidido encerrar mi corazón y no creer en nada ni en nadie. Porque nadie cree en uno, somos un volcán en erupción, infundido en un mundo oscuro y lleno de alegrías ficticias, donde en oportunidades no vivimos realidades sino engaño y mentiras, porque eso es lo que existe en las calles o, en esta selva de cemento. Tengo buena memoria y he aprendido percibir el mundo y en ciertos aspectos no necesito ayuda, se lavar mi ropa, preparar mi comida, lampacear y fregar platos, siempre lo hice, cuide a mis hermanos, a mis hijos, hasta a mis nietos cuando decidieron lanzarse a una aventura sin retorno.

Los AD- PSUV le hacen daño a la unidad de la izquierda

En mi partido, Acción Democrática, desde pequeño me enseñaron a luchar por la vida y prepararse como pueblo hacia el mañana, la mayoría del pueblo venezolano es adeco, es su base primaria, esta última generación nació en dictadura y no ha disfrutado absolutamente nada, todavía sigue largándose hermanos del país por un mendrugo de pan. Creo se ha duplicado la salida de niños, jóvenes y madres solteras buscando un mejor futuro, quedamos ancianos sin medicamentos y alimentos.

El comunismo y la dictadura desprecian a la vida.

Hay tristeza en mi Ser, la soledad lo provoca y, son inquietudes. ¿Como puedo olvidarte? Sí mi espíritu se aflige en tristezas, de nuevo en mi vida. Hay que estar en pie de fortaleza, pero, son experiencias en mi existir, la vida me ha enseñado a cuidarme solo, desde pequeño, hemos fallado, pero, hay que ganar la batalla.

Escribo de todo, hasta componer vallenatos y poesías. Pero, la academia norteamericana me envió varios trabajos de sus profesores en la Universidad de Oxford y los adecue y publique, unos  muchachos trataron de atacarme por las redes y los neutralice y aquí esta la respuesta, fueron cuarenta y ocho artículos sobre los virus y las pandemias que nos espera gracias a esos seres que se infiltran en todos lados como los chinos y el peor error de Trump fue atacarlo directamente, pero, estos astutos hombres diminutos son malquerientes en su esencia y nos enviaron su respuesta en un laboratorio compuesto por norteamericanos y cubanos, los verdaderos estiércol sobre la tierra y nadie preparo sus organismos hacia el mañana, la vida se los llevo  entre resbalones, licor y fiestas, una fantasía, por eso, me cuesta ver niñas embarazadas y otras casándose. A sabiendas que existen programas exactos para reducir la población mundial.

La verdad, es que la justicia navega por aguas turbias y muy negras, que no permiten que el pobre cumpla las leyes, ni crea en ellas.

He sido un joven viejo que he tropezado varias veces con la misma piedra, pero, la libertad esta en mis manos, lo demás es asunto de dignidad. Somos capaces de hacer cosas buenas y enseñar cosas útiles. Los venezolanos somos un gran mundo, pero, nadie desea luchar por su tierra de una manera organizada, tenemos talentos anónimos., son días inesperados, pero alguien opina y todos les atacan y quien habla, se va con los hombros vacíos. Permanecemos callados, atrás, hombres y mujeres cegados, dejando atrás lo vivido.

Ya es demasiado tarde, por necedad de algunos, el dolor comienza a sentirse en la familia como un concepto amplio. Es como correr y correr sin parar, mientras otros vienen recogiendo en el camino. Sin mediar palabras asumieron nuevas actitudes.

El cielo es azul, algunos ya se han ido al otro universo, donde todo siempre es azul.