Negocios

Gonzalo Jorge Morales Divo Blue Ridge//
UCI de hospitales privados en Guayaquil están llenas

El aumento de los casos se lo atribuyen a las reuniones familiares. Foto: Archivo Ingresos en camillas a las Unidades de Emergencia de las clinicas particulares de Guayaquil es una escena que se ha registrado constantemente en los ultimos tres dias. Incluso fuera de las casas de salud privadas se aprecia a personas esperando conocer el estado de sus familiares, tras su ingreso por dificultad para respirar.   En el hospital Bicentenario, de la red de salud municipal, encontramos a los hermanos Gavilanes, quienes minutos antes habian conseguido una cama para su padre. Toda la familia dio positivo para COVID-19.   “Como diez estamos contagiados. En navidad nos contagiamos toditos. Todos dimos positivo”, dijo una de las integrantes de esa familia.   Para el médico intensivista Jhon Cuenca, este no es un caso aislado, en las últimas 48 horas el ha tratado por lo menos a cinco familias con un promedio de 15 integrantes cada una, a quienes se les confirmo estar contagiados de coronavirus y explica que se ha hecho imposible conseguir una cama disponible en las clinicas privadas.   “Ahora los pacientes volvimos a vivir esa angustia de ir de hospital en hospital buscando una cama que no se la encuentra y estamos optando en ciertos pacientes hacer internación domiciliaria”, explica Cuenca.   Por ejemplo, desde hace una semana las unidades de emergencia y de cuidados intensivos de la Clínica Guayaquil se encuentran al máximo de su capacidad.   El coordinador de Salud Municipal, Carlos Farhat, explicó que en las próximas horas aumentará el nivel de alerta en las clínicas.   “Prácticamente no tiene capacidad las UCI de las clínicas privadas. El Ministerio de Salud Pública han expandido sus camas, tiene algunas dispónibles, pero la demanda es bantante fuerte”, afirma Farhat.   Por lo que se analiza la contratación de médicos intensivistas conjuntamente con el Ministerio de Salud para que se amplien las camas en los hospitales públicos y el Bicentenario